Teoría sobre construcción de barajas: objetivo, plan y finalidad [Parte 4]

Bueno, vamos al ajo. Ahora viene lo complicado, que es montar una baraja midrange desde cero.

Muchos jugadores creen que hay dos arquetipos en los Hearthstone, visto que han matado y/o mutilado a combo: Aggro y control. Yo tengo una óptica diferente, un tanto más compleja, que no quiere decir que sea la correcta. Visto que las barajas de control tienen un amplio espectro y que es realmente encasillarlos todos en el mismo arquetipo considerando las cartas que juegan, vamos a separarlos en dos arquetipos: midrange y lategame.

Las de lategame no tienen mucha ciencia: poseen una colección importante de removals y una seguidilla de finishers high-end para que nuestro contrincante no pueda lidiar con todos. La miga está en los mazos midrange, que necesitan un equilibrio casi perfecto del removal que jugaremos; esbirros de early, mid y lategame que no se queden cojos en ningún momento de la partida; así como hechizos de utilidad que nos permitan ganar ventaja de cartas y recuperar terreno por si lo hemos en algún momento de la partida.

Hoy nos sumergiremos en el mundo del midrange e intentaremos montar una baraja de druida, el mejor héroe para estas barajas en mi opinión, de ese arquetipo que funcione solamente con 3000PA. ¿Podremos hacerlo? ¡Vamos a verlo!