Analizando el Top Tier | Puesto número 5: Chamán Control

Habiendo pasado la lista, seguramente muchos os habéis quedado pensando cómo son esas barajas, o por lo menos un esqueleto de las mismas. Para aclarar un poco las dudas, decidí hacer una serie que tratará cada una de las barajas que hemos visto en el Top 5 en los artículos anteriores de "Rompiendo el formato".

El primero, o el último según como se mire, será Thrall. Chamán era una clase que siempre estuvo presente en el metagame pero que nunca tuvo una posición de dominancia principalmente debido al éxito de Jaina y sus hechizos de daño directo, que hacían el excelente control de mesa de Thrall inútil. Sumado a esto, la clase no cuenta con potentes curas como druida o paladín para recuperar la salud perdida durante la partida, manteniéndose a tiro de piedra para el daño directo en forma de hechizos del contrincante.

Vamos a hablar de la situación actual de chamán y una lista de ejemplo, que es la que juego yo actualmente en ranked.

Primero, vamos a extraer lo que yo considero la espina dorsal del mazo y que no debería ser modificado en demasía.
Estas 23 cartas son, a priori, las que comparten la gran mayoría de las barajas competitivas de chamán del formato. El removal barato es obligatorio para controlar rápidamente la mesa, una de las grandes virtudes de esta lista. Relámpago bifurcado era un 2x antes del último parche, pero ahora que aggro no tiene salidas brutalmente violentas como las de antes, podemos permitirnos dedicar una carta más al mid o late game.

Maleficio es, a mi entender, el mejor spot removal de Hearthstone, ya que es incondicional y encima no deja una amenaza latente en mesa. Cuesta lo mismo que Maestro manitas Sobrechispa pero no tiene el riesgo de dejar un 5/5 en la mesa, aunque tampoco deja un 2/2 detrás. Por este motivo, podemos dejar de lado esta legendaria o Cazador de fieras para utilizar otras herramientas más polivalentes en la gestión de la mesa.

Las amenazas de la baraja son una selección que muchas otras clases envidian: Ragnaros, Señor del FuegoSylvanas BrisavelozElemental de fuegoElemental de tierra y Elemental desatado. Los tres elementales cumplen la misma función: dominar el midgame para comenzar pronto la agresión, manteniendo a raya las amenazas que pueda desplegar nuestro rival. El de tierra y el de fuego sean, posiblemente, los mejores drops del juego en su curva. Sylvanas Brisaveloz es un esbirro que pega de 5, por lo que puede acabar la partida rápidamente, a pesar de estar aquí por el value que ofrece su Último Aliento. Por su parte, Ragnaros, Señor del Fuego sí que es el finisher por excelencia de la baraja. Bajarlo una vez que el rival gastó mucho de su removal en nuestros otros esbirros significará vía libre hacia la victoria. Gracias al gran control de tablero del que disfruta Thrall no será difícil orientar al Señor del Fuego en dirección a nuestro rival.

Los tres "enanos" neutrales se encargarán de mantener el early game seguro mientras nos generan ventaja de cartas. El Acaparador de botín toma la posta de la Ingeniera novata como cantrip drop-2 por ser mejor en muchos aspectos ahora. Mago sangriento Thalnos, el otro drop de 2 cantrip, está ahí para potenciar nuestros hechizos y poder garantizar más daño a nuestros barredores sobre todo. Por último, Gólem de la cosecha, un all-star en toda baraja que lo juegue, nos ofrece ventaja de cartas y presencia temprana en mesa para comenzar nuestro dominio del tablero.

En mi versión juego más cartas defensivas porque encaja más en mi estilo de juego. Espíritu feral tiene una magnífica sinergia con el Elemental desatado, así como nos ofrece agresión o defensa a principio de partida. Asimismo, tanto Manipulador ignoto como El Caballero Negro están presentes por el estado actual del metagame, ofreciendo soluciones a los esbirros más gordos del mismo, sin contar que nosotros ya llevamos bastantes objetivos de valor en nuestra baraja para ser copiados. A pesar del nerf, Ingeniera novata sigue siendo un esbirro de coste 2 muy aceptable que nos permite buscar soluciones más rápidamente. Mientras tanto, Chamán clarividente nos dará sustain en el midgame contra barajas agresivas o nos permitirá curar a nuestros esbirros más grandes para continuar dominando el tempo de la partida.

Para culminar, vamos a discutir otras alternativas, como la inclusión de Al'akir como finisher, aunque elevaría demasiado la curva de la baraja. Escudera argenta ofrece un buen early game, pero significaría la inclusión de Tótem lengua de fuego para potenciar su ataque. De todos modos, el tótem es una buena inclusión que inclinaría a la baraja hacia el aggrocontrol, potenciando mucho el early y mid game en detrimento del late game. Cairne y Nat Pagle son dos legendarias que podrían ser incluidas si contáis con ellas, ya que posiblemente Nat sea estrictamente mejor que la Ingeniera novata ahora mismo. El daño directo en forma de Ráfaga de lava también puede ser añadida si queremos darle un toque más agresivo a la lista.

Como veis, Thrall ofrece muy buenas herramientas. El parche le ha beneficiado claramente ya que en un metagame más lento se siente mucho más cómodo, al contar con removal muy barato y poderoso a su vez. Si a esto le sumamos el triunvirato de elementales, esbirros que son de lo mejorcito en su curva, tenemos un cóctel que muchas barajas tendrán muchos problemas para lidiar.

No os perdáis la próxima entrega, donde trataremos Paladín Control.