Rompiendo el formato: Dos cartas que desafían al metagame

Durante mucho tiempo he repetido que el skillcap de Hearthstone es limitado y gran parte del mismo está depositado en la elección de nuestras cartas y la lectura del metagame actual, que evoluciona de manera desenfrenada.

El meta actual es claramente de corte agresivo. Eso hace que muchas estrategias caigan en desuso y, con ese desuso, muchas cartas caigan en el olvido. No obstante, mientras unas pierden juego, otras lo ganan. Y hoy voy a hablar de dos de las cartas más jugadas actualmente en Hearthstone. Se trata de Harvest Golem y Shattered Sun Cleric.

Harvest Golem es un esbirro 2/3 por 3 manás. Nada que nos deslumbre demasiado hasta ahora, pero su Deathrattle sí que es todo poder. El hecho de dejar una 2/1 cuando muere significa que es un 2x1 la mayoría de las veces. Si no lo fuera, haría que nuestro rival gaste 2 manás para usar su Poder de Clase y así lidiar con el minion gratis que nos ha dado el golem. Su cuerpo 2/3 original también es magnífico para lidiar con las hordas de pequeños esbirros que suelen jugar las últimas barajas exitosas: se come a las Novice Engineer, a los Loot Hoarder y los Defias Ringleaders, así como tradea favorablemente con Faerie Dragons, Knife Juggler, Flame Imp  y demás, dejando un 2/1 detrás.

Su resistencia natural al removal más usado del juego es su principal fuerte. Además es un freno de mano para barajas agresivas que pretenden destrozar nuestros puntos de vida en cuestión de pocos turnos. Contra estas barajas, el Harvest Golem posiblemente llegue a darnos un 3x1. Cualquier lista puede jugar esta carta y, lo mejor, es que cualquier arquetipo puede, y quizás debería, meter un par de ellas en la baraja: en el metagame actual es terriblemente fuerte.

La segunda carta que voy a debatir hoy también es un minion de 3 manás. Pero, a diferencia del golem, la Shattered Sun Cleric es un esbirro de apoyo más que un esbirro de curva. La diferencia está en que ofrece mucho más value jugar a la clériga con otro esbirro ya en mesa para usar su Battlecry, mientras el golem lo jugaremos en turno 3 pase lo que pase si lo tenemos en mano.

¿Por qué la Shattered Sun Cleric es tan buena actualmente? Básicamente porque los minions que se juegan actualmente en el early game son rápidamente sobrepasados por los minions de midgame. Azure Drake, Chillwind Yeti o Argent Commander son cartas que nuestros enanitos de 2 ó 3 manás no podrán luchar contra ellas de manera efectiva. Ahí es cuando entra en acción el +1/+1 del Battlecry. Ofrece trades favorables de minions que ya han cumplido su labor, haciendo que se reciclen y no se conviertan en una carta muerta en el mid o late game. Además, sirve para salvar de los sweepers a ciertos esbirros valiosos como Faerie Dragon. No olvidemos que también manda a nuestros minions de fuerza 3 a fuerza 4, haciéndole la vida imposible a los sacerdotes. En definitiva, tiene una infinidad de usos que no podríamos abarcar en un simple artículo pero que, con los pocos ejemplos que cité, podéis discernir el potencial de esta carta y el abanico de posibilidades que nos ofrece.

A modo de ejemplo, dejaré una lista de mago en la que estuve trabajando hace unos días. No penséis que es la única. Sin ir más lejos, el análisis anterior de Rogue Cantrip cuenta con las dos cartas. Esta vez, mismo procedimiento (están las dos dentro) pero con otra clase. Ahí va:



  • 2 x Ice Block
  • 2 x Frost Nova
  • 2 x Frostbolt
  • 2 x Mana Wyrm
  • 2 x Water Elemental
  • 2 x Blizzard
  • 2 x Azure Drake
  • 2 x Harvest Golem
  • 2 x Loot Hoarder
  • 2 x Shattered Sun Cleric
  • 2 x Novice Engineer
  • 2 x Argent Commander
  • 1 x Arcane Intellect
  • 2 x Pyroblast
  • 2 x Fireball
  • 1 x Bloodmage Thalnos